viernes, 27 de noviembre de 2015

Mermelada de papaya








Hace bastante que tenía esta mermelada en el tintero y quiero aprovechar para compartirla y nutrir la sección de mermeladas del blog. Ya casi se acerca el viaje a casa de mi familia, confieso que el espíritu navideño no lo siento todavía. Por acá no decoran casi nada, no hay luces, ni árboles navideños, ni pesebres, ni alboroto, ese sentimiento y aire a navidad se activa en Colombia, apenas ponga un pie en casa de mis padres, el olor de la casa ya es diferente... la disposición de la casa es otra, la decoración, la comida, la música, es diferente... Con natillas y buñuelos típicos de las novenas navideñas, tamales, lechona, empanadas, perniles, pavos, ajiacos... en medio de velitas y faroles al son de villancicos, maracas y panderetas se activa la Navidad oficialmente ése día para mí. :)




Una época que desde niña me fascina gracias a mi abuela con toda la parafernalia que imponía en las navidades, inundaba la casa de alegría, la decoración de la casa, el gran pesebre que hacía en la chimenea, la elaboración de tamales (unos bollos envueltos en hojas de plátano, que tienen harina de maíz, arvejas, pollo, cerdo, huevo, zanahoria, chicharrón... y ya no sé que más). Todos poníamos un granito de arena en su elaboración, los 15 personajes de la familia entre padres, tíos, primos y abuelos armábamos unos 200 tamales que cocinaban con leña en la noche, para los desayunos decembrinos. Acompañados con una bebida típica de la casa en navidad, el masato de maíz. Me hace muy feliz recordar aquellas épocas, y aunque ya no hacemos tantas cosas tan elaboradas como los tamales. Ahora los compran, todavía nos reunimos todos, junto a los abuelos a compartir en estas fechas especiales.


Hace unos días hice esta mermelada con dos papayuelas una verde y la otra ya empezando a madurar; para esta ocasión aumente la cantidad de azúcar, sin embargo sigue siendo baja comparándola con las medidas clásicas para hacer mermeladas (por cada kilo de fruta 700gr. de azúcar). Si bien es cierto que el azúcar ayuda a conservar las mermeladas por más tiempo, aproveché el desorden para ver que tal salía con las nuevas medidas. Me quedo una mermelada muy bonita, una textura suave y cremosa. Para acompañar los panes de m.m. cada mañana en el desayuno, o con una tostada con queso de untar. 





¨ Mermeladas hechas en casa, con la cantidad de dulce que quieras, 100% naturales sin conservantes, ni colorantes artificiales, aprovechar las frutas que nos da la naturaleza de todas las formas posibles ¨





La cantidad es para dos frascos como los que aparecen en las fotos.


Ingredientes:

Mermelada de papayuela:

2 papayuelas 750 gr aprox. 
150 gr. azúcar
jugo de 1 limón




«PREPARACIÓN»

  • 1. Lavar, pelar, y quitar las pepitas de las papayuelas y cortar en láminas delgadas.
  • 2. En un cazo poner la fruta con el azúcar, ir revolviendo a los pocos a fuego medio. 
  • 3. Una vez comienza a hervir la mezcla, poner el fuego en bajo y mezclar de vez en cuando por aproximadamente 50 minutos o hasta que la papayuela tenga una consistencia espesa y se haya reducido el jarabe lo suficiente.
  • 4. Retirar del fuego y procesar en licuadora o con el mixer. 
  • 5. Envasar en un recipiente de vidrio previamente esterilizado, tapar bien, poner boca abajo y dejar enfriar. Llevar al refrigerador.
∽∼



Gracias por leerme, y hacer parte de este pequeño
mundo mágico lleno de muy buena energía.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


✼✼✼

[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Nati te leo y confirmo que la navidad no es cuestión de que lleguen determinadas fechas en el calendario sino del espíritu y los preparativos que cada cual vive en casa o con su familia.

    Donde yo vivo no es que no se celebre la navidad, que se celebra y las calles se engalanan, sino que coincide con una época de mucho trabajo en el campo (la recogida de la aceituna para elaborar aceite de oliva) y como muchas familias tienen explotaciones pequeñas aprovechan los fines de semana y los días festivos para recogerla si el tiempo acompaña.

    Es un trabajo duro, así que las celebraciones navideñas no son tal y como las vemos en televisión, ni se puede dedicar muchas veces tanto tiempo a preparar cenas, dulces y demás...

    Ya veo que en tu familia sí que se celebra y que tenéis bonitas tradiciones y mejores recuerdos de la época. Espero qu disfrutes mucho de tu viaje a Colombia

    Por cierto, la mermelada te ha quedado con una textura de lujo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Cuca, es muy interesante saber las vivencias y costumbres en épocas como estas. Una época de cosecha y trabajo. Lo importante es estar con los tuyos y pasarla en familia. Con la bebe que viene en camino la navidad será especial.

      Besitos y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. La mermelada te ha quedado de relujo que sepas que nunca he comido papaya y menos he echo mermelada ,hoy he salido a comprar y he preguntado en la fruteria si la tenian y me han dicho que alguna vez si la traen asi que en cuanto la encuentre la voy hacer no dudo este de muerte relenta.
    Aqui tampoco aun se respira el ambiente navideño este año estan tardando en decorar las tiendas asi como las calles ,la verdad es que siempre me han gustado estas fiestas pero desde que se murio mi padre no son lo mismo si lo celebramos es por los niños que si no ni arbol pondria ,estoy deseando que terminen esos dias cada año que pasa me apetece menos con la falta de seres queridos estas fiestas me gustan menos.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  3. Hola Chus!!! las papayas en la casa son pan de cada día, jajjaja de las frutas que siempre están ahí, funcionan de maravilla para la digestión te lo digo, en ese aspecto no me pueden faltar.
    En cuanto al ambiente navideño, no imagino lo difícil que es la perdida de un ser querido y más de un padre; es verdad creo que las cosas no vuelven a ser iguales, sin embargo los enanos traen esa magia y alegría que reconforta los corazones.
    Un besito chus, y un abrazote

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^